sábado, 28 de noviembre de 2009

JUSTICIALISMO SOBRE RUEDAS





El 28 de marzo de 1952, el general Perón estampaba la firma al decreto que establecía la puesta en marcha de la empresa autárquica Industrias Aeronáuticas y Mecánicas del Estado (IAME) en Córdoba, con un muy claro objetivo: investigación, fabricación y reparación de material aeronáutico (un tema que trataremos más adelante), y promoción y producción automotriz, bajo la idea de concebir vehículos para distintos fines y un auto íntegramente argentino: el Justicialista.






En principio, se buscó una rápida inspiración en el auto alemán DKW. Se importaron dos de éstos, un sedán y una rural, a fin de copiar cada una de sus partes. En 1953 comenzó la producción oficial del Auto Justicialista en tres modelos: la chatita, el furgón y el sedán. Autos, camiones ligeros, pick ups, furgones de tipo urbano -con motores dos tiempos sumamente sencillos para posibilitar un precio inicial y de mantenimiento económicos- y un vehículo utilitario denominado Rastrojero, a los que se sumaron las motos Puma y los tractores Pampa.

Para el sedán Justicialista se optó por un revolucionario sistema de cilindros en “u”, un motor absolutamente original al que se llamó M-800. La carrocería fue encargada a un grupo de diseñadores del área de Proyecto de Aviones, y se inspiró en las formas del célebre Chevrolet 51.

El correlato deportivo del Justicialista se concretó en material poliéster reforzado con fibra de vidrio. Se fabricaron unos diez prototipos. El primero fue el “barchetta”, con un espejo de cola en forma de diedro negativo (con el centro hundido) y con una sola puerta, al estilo Corvette. La trompa de todos los modelos era característica, con faros similares al Excalibur estadounidense o al Renault Gordini deportivo de los años 60. Todos eran descubiertos, salvo uno que tenía techo de plástico. La versión definitiva de producción fue la de techo duro: se fabricaron unas 167 unidades con motor Porsche 4 cilindros, y alcanzaban los 110 km/h.

Hubo una versión optimizada, el Justicialista Gran Turismo, con motor de 8 cilindros en V, que lograba una velocidad máxima de 180 km/h. El Justicialista supo andar durante un par de años por calles y rutas argentinas, haciendo realidad el sueño del auto propio, producido en el país y a un precio muy razonable.









El tractor Pampa fue creado en base al alemán Lanz Bull, a partir de una encuesta en distintas localidades agrícolas. Se fabricaron en total 3.500. Circulan muchas historias alrededor del diabólico Pampa. La mayoría refiere a su capacidad de invertir la marcha, lo cual provocó varios accidentes: muchas veces el tractor salía disparado hacia atrás derrumbando galpones o incendiando campos al despedir combustible encendido.

El Rastrojero fue el vehículo que mejor sobrevivió a golpes y proscripciones, convirtiéndose en un clásico. Era un utilitario adaptado para llevar cargas hasta de 500 kilos, con operación sumamente económica. La versión naftera llegó a las 2.365 unidades, y la diesel (1954-1969) a las 38.656.

En mayo de 1953 comenzó a operar la fábrica de motocicletas Puma. Su aceptación fue inmediata, y siguieron produciéndose hasta 1967, sumando un total de 106.699 en sus seis modelos.



El Segundo Gobierno Justicialista estimaba que al finalizar el plan quinquenal la producción sería de unas 50.000 unidades entre autos sedan, camiones ligeros y vehículos rurales, unas 10.000 unidades de motocicletas Puma y unas 2.500 unidades de Rastrojeros. Epocas de oro, y autos para ir de casa al trabajo, y viceversa.
Pipo

7 comentarios:

Silvia Ca dijo...

Excelente post.
quiero un rastrojero ya!
un abrazo familiar

Filómata dijo...

Excelente! Quedé con una paz chamigo!
Buen domingo, en familia claro.

La Pampa Peronista dijo...

Que buen post "PB" (pibe peronista). Algunos todavía no valoran la obra de Perón y evita, no lo puede entender.

Este post debería al menos que se rectifiquen en ese odio al peronismo.

Julián dijo...

Estoy en la busqueda de un Justicialista ¿Conoces quien tiene uno? y si puede ser pintado de marron como el calamar abrazo (pibe) peronista

MP dijo...

Informe PERFECTO. Lo felicito, pibito. Para cuando un post sobre la revista P.B.T.? Yo le colaboro con algunos números.

pibeperonista dijo...

Un rastrojero para Silvia; un justicialista calamar para Julián; toda la paz para Filómata; saldremos con el Pampa a emplumar gorilas; por supuesto, Mario, haremos algo sobre PBT.

Gracias a todos!!

Pipo

Patricia Lansiosa dijo...

Cuanta ternura para hacer esta pagina ! Cuanta ternura!
Nos llena de emoción justicialista. Abrazos