martes, 26 de enero de 2010

INSEGURIDADES SOBRE LA INSEGURIDAD

“Toda noticia es un mandato de conducta”, decía el viejo William Burroughs. Sobrellevamos una recesión mundial sin hiperinflación y el kilo de papa negra en Coto cuesta $1,40; durante las fiestas el consumo fue dantesco y ahora se fueron todos a la costa. Encima, los agrogarcas tienen menos convocatoria que Tiro Federal. “¿Qué hacemos?”, dice la oposición mientras no se le cae una idea para tirarle a sus patroncitos de los monopolios mediáticos. “Ah, vamos con la inseguridad”. Diariamente somos masacrados por ejércitos de menores fumadores de paco que nos matan solo para descubrir qué ruido hará nuestro cadáver al estamparse contra el piso.

En ningún otro país del mundo los medios fogonean este tema como en el nuestro. ¡Hay que defenderse! Si es necesario, el remedio contra la inseguridad deberá ser peor que el daño. Para ellos, tenemos malas, en realidad buenas, noticias. Me parece bueno recrear algunos pasajes del PPT "El mito de la inseguridad" que anduvo circulando el año pasado. Estadísticamente la Argentina no es un país “inseguro” en relación con otros países del mundo. Lo números dicen que 7,4 de cada 100.000 argentinos mueren asesinados intencionalmente. Algo así como 1 en 13.500. El resto de las muertes, es decir 13.499, se producen por causas evitables, incluidos los homicidios pasionales, por causas personales, riñas familiares y entre conocidos, que tienen gran incidencia en el resultado final. Veamos qué pasa en otros países:

Japón: 1,5 homicidios / 100.000

Suiza: 4,1 homicidios / 100.000

Cuba: 4,2 homicidios / 100.000

EEUU: 8,3 homicidios / 100.000

México: 14,7 homicidios / 100.000

Brasil: 19,7 homicidios / 100.000

Colombia: 54 homicidios /100.000

El Salvador: 80,4 homicidios / 100.000


Estamos más cerca de EEUU, Cuba y Suiza que del resto. El Salvador es 11 veces más inseguro que Argentina. Necesitarían unas 11 Chiquitas Legrand para alertarlos sobre el terrible peligro que los acecha. En Brasil y Colombia, hace 20 años recurrieron a los escuadrones de la muerte para solucionar el problema, ¡y miren los números que tienen ahora! ¡Una bicoca!

Vamos al Conurbano bonaerense. La tasa de homicidios es elevada en proporción con el resto del país. Hay 12 asesinatos cada 100.000 habitantes. Por caso, en Rosario y Buenos
Aires la cifra baja a la mitad. No obstante, ciudades como Washington tienen 44,2 homicidios / 100.000 habitantes, y Medellín, 125 cada 100.000. En Argentina se habla de ejércitos de niños asesinos sueltos, pero el gráfico dice otra cosa.

Los menores de 18 años cometen el sólo el 12% de los homicidios, lo cual habla a las claras de que bajando la imputabilidad no se soluciona la inseguridad. En síntesis, matar moscas a cañonazos no parece ser buena idea.


Por otro lado, según la última medición de la Dirección Nacional de Política Criminal (Ministerio de Justicia), correspondiente al período 1991-2007, la evolución anual de tasas de hechos delictuosos registrados cada 100.000 habitantes tuvo su pico en 2002 y luego comenzó a descender lentamente. Y no me van a decir que en 2008 y 2009 se triplicó, no me jodan.

Fuentes: PPT “El mito de la inseguridad”; Dirección Nacional de Política Criminal; “De las Nereidas”.

Pibe

4 comentarios:

Ir dijo...

Y ademas que casualidad (?) las declaraciones de Duhalde... dejar de humillar a las Fuerza Armadas con los juicios por delitos de lesa humanidad y que se dediquen a combatir la inseguridad.
Es el otro costado del golpe de mercado...

Patricia Lansiosa dijo...

Si amigos, asi fue que la terrible lavada de coco que hicieron los medios sobre la base de un concepto tan manipulable e impreciso como seguridad/inseguridad, lograron decidir 6000 millones (de pesos)de emergencia del presupuesto para combatir el terrible flagelo en el 2009. Ahora de esa apropiacion ilegitima de los recursos que propiciaron, de esa deuda interna, los medios nunca se haran cargo.

Anita M. dijo...

Verdaderamente hay días - no el de hoy por ejemplo, cuando el mandato es colgar a la hiena barrios - que pareceria que salir a la calles porteñas es más o manos asomarse a Irak. En algún momento despertará la conciencia popular a este ataque Clarinetico?

pibeperonista dijo...

Ir: Duhalde, una rata, claro.

Patri: totalmante de acuerdo

Anita: Hiena barrios, qué querés!!! Es massiste y del Gato. Suficiente...

Besos