jueves, 4 de marzo de 2010

MILAGRO EN JUJUY

Por Ana Costantini
Fotos: Pilar Maidana
Pibas Peronistas en el NOA

Cada vez me cuesta más elegir el lugar adecuado para ir de vacaciones. Mi hija (la mayor, como diría Violencia Rivas) tiene 19 años y no se conforma con pequeñas. Para acceder a hacer un viaje con su mamá y su hermano (el más chiquito cumplió 11 en la selva boliviana) necesita propuestas de lugares diferentes. Conjugado esto con el hecho de que lo único que me faltaba conocer de la Argentina era el norte, resolví proponer este año un viajecito por Salta y Jujuy, pasando luego a Bolivia. Resultado de la propuesta: aceptación total. Partimos el 2 de febrero para llegar justo el 13 al carnaval de Tilcara.

La primera semana la pasamos en Salta, la linda. De verdad es linda, pero noté cierta tristeza en sus habitantes, que repetían sin parar lo mal que estaba el país (hablé solo con los de clase media), excepto el cuidador del camping en Cafayate, Don Ítalo, que era ferviente admirador de los Kirchner y se puso tan triste como yo el día de la operación de carótida. El resto de los salteños repetían el discurso la clase media porteña. Cuando les preguntaba si tan mal les iba teniendo una ciudad tan linda, me respondían: “No, yo repito lo que dicen ustedes los porteños, ¿o es que ustedes no son porteños?”.

De Salta me llevo, además, el recuerdo de María Eva, una militante de HIJOS comprometida políticamente con la CTA, que fue quien me indicó cómo llegar a conectarme con la gente de la Túpac en Jujuy.

La conocí mientras lavaba la ropa en el camping de Cafayate y nos pusimos a hablar de todo: de Capital, de Jujuy, de Milagro Sala, de la Iglesia. Terminé regalándole un librito de conversaciones con el padre Fray Antonio Puigjané que había llevado para releer en las vacaciones, y con un abrazo de oso lindísimo.

Ella fue quien me incentivó a acercarme a la CTA y me dijo que hablara con Pilo (Gracias María Eva y besos a tu hija, ojalá algún día volvamos a cruzarnos en la lucha).

El primer día en Jujuy decidimos quedarnos en la capital para poder hacer esta investigación con mi hija (la mayor), reciente estudiante de fotografía, y el chiquito, sorprendido por conocer la obra de Milagro Sala, que había visto en “678” (la TV Pública). Partimos rumbo a los galpones del ferrocarril, donde debíamos encontrarnos con Pilo. Cuando llegamos Pilo no estaba, y nos mandaron a la central de CTA.

Allí nos recibió un compañero (nos dijo que Pilo estaba de vacaciones) y nos invitó a conocer las instalaciones del lugar. Ya hablaré con más detalle de los servicios que brinda la Túpac a la comunidad (me regalaron cinco DVD’s y mucha información en la oficina de prensa). Vimos las salas de saludos, abogados, farmacia, donde se atiende gratuitamente a la gente de bajos recursos. ¡¡¡Impresionante!!! Emocionante. Pero esto forma parte de otro capítulo de la historia.

Primero me parece interesante contarles cómo fue que surgió el movimiento Túpac Amaru. En el Dvd “Milagro en Jujuy”, los propios integrantes de la conducción del movimiento nos cuentan cómo, de la nada, Milagro creó las copas de leche. Al principio fue un trabajo duro, porque ni ellos tenían trabajo y debían organizarse para poder llegar a tanta gente que no tenía para comer.

Milagro nació con el don de la solidaridad. Ella misma cuenta que sus padres biológicos la abandonaron al nacer. No sabe si en una caja de zapatos en la puerta de la casa de su mamá verdadera (la que la crió) o en el hospital de niños, donde su madre trabajaba.

La familia que la adoptó pertenecía a la clase media. Tiene varios hermanos y nunca se sintió diferente a pesar de ser adoptada, pero en la adolescencia se peleó con los padres y se fue de la casa. Comenzó a vivir de lo que podía, robó, se drogó, terminó presa. Fue en la cárcel donde comenzó a organizar la lucha. Ellas, las mujeres presas, pedían solo que las dejaran cocinar. Ganaron la lucha y consiguieron, con el mismo presupuesto, una comida digna para los presos y no las porquerías que acostumbraban servirles.

A los ocho meses salió de la cárcel y empezó a trabajar en ATE, gracias a quien fue su maestro político: “Nando”.

Fue nombrada secretaria de Organización de ATE y participó de la destitución de varios gobernadores en la década de los 90, del “Jujeñazo”, en el que varios militantes terminaron presos. Ellos no bajaban los brazos porque estaban luchando por el pueblo.

Como era hincha de Gimnasia Esgrima de Jujuy, fue a buscar a sus amigos de la hinchada y les ofreció trabajo tocando en grupos de música.

Además, diez o doce chicos de la calle que vivían robando y drogándose se instalaron en la casa de Milagro. Ella los sacó de la droga y los hizo estudiar, ocupando el lugar de sus madres.

Por esa época, De Genaro, secretario general de ATE, le dijo que empezara a trabajar en los barrios, y así comenzó a formar las distintas copas de leche y a multiplicar la experiencia en otros barrios. Los problemas principales eran dos: la forma de organización de la gente y los recursos, porque ellos no tenían trabajo.

En el DVD, cuenta Milagro que Evita siempre decía que había que invertir en deporte para tener niños sanos.
Por eso inauguró la pileta de natación y la cancha de fútbol.

La Túpac cuenta ahora, gracias al esfuerzo y el trabajo de todos los compañeros, con 1.900 viviendas, a pesar de haber recibido el 50% de los fondos que el Estado les otorga a las empresas constructoras privadas.

Una fábrica textil que brinda trabajo a 3.800 personas.

Una fábrica de bloques.

Una fábrica de adoquines.

El primer Centro de Atención Comunitaria de la República Argentina.

Nueve polideportivos esparcidos en todo Jujuy.

500 copas de leche que alimentan a más de 46.000 chicos.

Varias escuelas primarias y el centro Educativo “Germán Abdala”, construido con el dinero que quedó de la cooperativa y que incluye dentro de la educación a más de 14.000 alumnos que eran expulsados de los colegios por ser “negros”, porque no podían pagar la cooperadora o porque tenían que salir a mangar.

El DVD termina hablando del deseo de Milagro: que cada chico recupere a su familia, dignidad y trabajo para los padres y que desaparezca la droga del planeta.

Demás está decir que el barrio es hermoso, las casa son impecables, la pileta es gigante y hay un parque temático plagado de dinosaurios (de yeso, no vivos), elefantes y varias otras figuras de animales.

No puedo dejar de expresar mi admiración y mi respeto ante semejante obra, aunque la clase mierda jujeña se queje de que les cortan las calles para llevar los chicos a la escuela privada, porque las otras están llenas de negros. O que digan que está mal que a ellos no les den nada, que sólo les den a los pobres (pobres, clases mierdas argentinas hay por todos lados).

Bueno, me despido.
Salud y hasta la próxima.

3 comentarios:

guille dijo...

Usted se ha ganado un lugar en el corazon de derek,mis mas sinceras felicitaciones.
Aguante la tupac.

PIBE PERONISTA dijo...

En nombre de la cumpa Ana, se agradece.

Un abrazo

Pibe

Javier dijo...

La conocí a Milagro en una expo en .. el Palais de Glacé.. vaya contrariedad.
Pero se debió a que allí expuso un colega amigo sus fotos sobre la agrupación tupac amarú y lo que hacía milagro.

La expo se inauguró un jueves y el sábado siguiente apareció milagro para dar una charla.

Pude ahí retratarla.
Realmente escuchar de primera persona la historia de su vida y lo que han hecho moviliza, emociona.
Las fotos de Sebas Miquel son fantásticas (las recomiendo).

Un ejemplo de como se puede hacer, y también tratar de luego "independizarse" y no depender.

Milagro dijo: "tenemos que hacer algo mas que solo "casitas", porque si se van los K, y el que viene luego no nos da mas plata estamos como antes.."

y es por eso que hacen fabricas, talleres, etc, todo para generar cierta autonomía.

Algo en menor escala que no hizo ningún presidente en 200 años!

INDUSTRIA.
Ellos arman su pequeña industria. Yo sigo esperando que algun presidente se "avive", y realmente invierta en industria pesada, en generar algo mas autónomo y evolucionar y no seguir viviendo con alguna que otra pyme, industria pequeña y que el grueso lo sigamso comprando afuera mientras vendemos materia prima a 2$ y compramos el producto a 10$.

Eso pasaba en la época de la colonia, luego en la organización nacional, luego cuando eramos granero del mundo, y asi seguimos...

Lo de esta mujer es un ejemplo, los que tienen mas poder ahora, y los que lo tendrán luego, podrían aprender algo.

saludos