viernes, 4 de junio de 2010

ELOGIO DE ROBERTO GALÁN

Excepto por haber oficiado de presentador entre Isabel y Perón –asunto que ni remotamente debería haber superado el revolcón pero que, como dice el tango, “el destino se empeñó en deshacer"– Roberto Galán fue un grande.

Idolo popular y legítimo transgresor de la televisión argentina, mucho más que unos cuántos empeñados en serlo. Transgresión glam-kitsch si se quiere, no forzada. Dandy, místico en estado salvaje, no sin cierta dosis de cinismo.

No confundir con aquellos dedicados a exaltar las formas de lo que ellos mismos rotulan “bizarro” y a reconvertirlas en objetos de culto (¿Almodóvar?). Esos son de mentira. Andan metiendo y sacando la cabeza para cambiar de aire; quieren mostrar cómo cagan, pero cagan con moñito.

Permítaseme autocitarme: “Galán casando enanos, Pipo Mancera saltando al Riachuelo encadenado adentro de un baúl o José De Zer poniendo cara de acongojado y diciéndoles ‘shalom’ a los heridos por el ataque a la embajada de Israel son mucho más transgresores que ciertos botarates, caso Pergolini” (revista El Aguante, 1992).

Las constantes visitas de Roberto Galán al cabaret Marabú durante su adolescencia, lo pusieron en contacto con varios artistas que lo ayudaron a debutar como locutor. A los A los 17 años ya colaboraba en El Mundo y Belgrano. En los años 30 se fue a París y luego a Brasil, donde cantó tangos y fue dueño de una “boite” en Río de Janeiro.

También vendió películas argentinas en Argelia. Algunos dicen que tuvo algo que ver en la presentación Perón-Evita. Otros aseguran que conoció a Juan Perón en Caracas. Todos coinciden en que le presentó a María Estela Martínez en Panamá, en 1955. Famosas son también sus peleas con López Rega, que no sólo lo distanciaron del General, sino que acabaron condenándolo al ostracismo profesional durante 1975 y años posteriores.

En 1963 moja en TV como productor y presentador del programa Remates musicales. En 1969 comenzó con Galanterías, luego rebautizado Si lo sabe cante. No olvidar a las secretarias Jorgelina Aranda, Angeles Cudós, Gladys Mancini, Dorita Burgos, Mabel Manzotti. En 1971 lanzó Yo me quiero casar, ¿y usted?, que tocó los 65 puntos de rating.

Hincha de San Lorenzo, amante de Gardel y Duke Ellington. Se divorció seis veces. Según sus propias palabras, la vitamina E le permitía mantenerse en permanente carrera erótica. “Soy un experto en hacer el amor, es lo único que aprendí en mi vida”, decía.

En los 90 condujo Cocinando con Galán por canal 7. En ese ciclo invitaba amigos a cenar pero, paradójicamente, nadie comía: todos se ponían en pedo y hablaban al unísono y a los gritos. Cerraba con unas chicas bailando, tipo cabarulo. “No hablemos todos al mismo tiempo que se enoja el vecino de arriba”, decía Galán en referencia al entonces director del canal, Gerardo Zoofovich, quien lo terminó echando como a un perro.

Al final, consiguió otro espacio, creo que “Almorzando con Galán”, que iba en directo desde un quincho los domingos al mediodía. Atrás pasaba el tren y tapaba el audio. Los comensales terminaban más descontrolados que en “Cocinando”, con heridas importantes. Era espectacular.

5 comentarios:

Silvia Ca dijo...

Un Capo.
No olvidemos "si lo sabe cante" donde entregaba como premio un canario. Lo dicho: un capo.

nilda dijo...

lo glam kitch a mi me da siempre verguenza.A mi me da que le faltaba el respeto a los viejos cuando ellos iban por amor y sexo a los setenta y el les empezaba a decir Cuentele a la Sra. si ud. cobra jubilacion y los viejos empezaban a pelar que tenian tres departamentos en alquiler y que cobraban una renta y a las viejitas se le revoleaban los ojos. Yo era chica y pensaba "pero los viejos buscan amor y vos los vendes por treinta denarios".
Era un poco asqueroso eso de reirse de la necesidad de amor. que se yo.
Era como que estaba mas alla del bien y el mal y en la cuadra mandaban al mas gil haciendole creer que cantaba como sandro o raphael y el tipo iba como gil que iba y a mi me daba verguenza, porque nunca me pude reir cuando bardean a un tarado.
Sera que solo me puedo reir cuando alguien se toma en joda y no cuando lo toman en joda los demas y el tipo va en serio.
Y no me venga con que soy una cortamambo. Si vos te reis de un infeliz, no cuentes conmigo.Mas si haces guita con eso.
Le reconozco que la gente no se daba cuenta, el viejo era elegido por tener tres departamentos en alquiler y tan contento y el gil era sandro o raphael por diez segundos ... a mi no me alcanza. Siempre que se pago con que otro se cagara de risa de uno, se pago demasiado.
he dicho.
(cortamambo¿¿¿) Si, puede ser.

sirenas ahogadas en vodka dijo...

otra que vitamina e.
Tenia cara de (dejemelo decir en jeringozo) viejo
mipinepeteperopo
ey! su comentario en relacion a isabel y el general lo linkie a mi blog.

Pibe Peronista dijo...

Volvé Roberto !!!

nilda dijo...

hola pibe, estoy leyendo la novela de peron y todo el tiempo me acuerdo de este post. Recien lei los dos primeros capitulos que en realidad parecen La novela de isabelita y lopez rega"
¿leyo el libro? ¿que opinion peronista le merece?
maravillosamente escrito, estos capitulos recordaban mucho a una especie de macondo nacional, que por cierto existe tras bambalinas.
Mire el partido tranquilo.Fulbo, pasion nacional y como dice mi amigo mario parafraseando al borrachin galtieri "si vienen los ingleses, les daremos batalla!.