martes, 29 de junio de 2010

PERONÁUTICA

La disciplina acuática olímpica predilecta del General Perón. Aquí lo vemos con el entonces presidente uruguayo Luis Batlle Berres. El Primer Trabajador lo seduce con su mejor sonrisa fluvial –de nave a nave– para luego bajar subrepticiamente el apretón de manos y depositar al mandatario oriental de ojete en aguas del Plata. Un Batlle menos, ¡y otra presea dorada para nuestro General!

2 comentarios:

Juani dijo...

Qué grande el General. Con esa sonrisa me hace acordar la vez que le dijo a Braden que en nuestro país, seguir sus caprichos lo hacía un hijo de puta.

Silvia Ca dijo...

Claro y despues,en 1973, cuando Perón fue presidente nuevamente y para evitar nuevas "caídas" el gobierno uruguayo propiciaria la firma del Tratado del río Uruguay y por las dudas el del Río de la plata.