miércoles, 23 de marzo de 2011

LA NOVELA VERGAS LLOSA - CAPÍTULO SERRAT

No sabemos qué cantidad de fichas le habrán metido ni qué versión de la historieta le habrá llegado a Serrat, aunque dábamos por supuesto que Vergas Llosa estaba entre aquellos muñecos con los que tenía “algo personal”. A veces se hace un poco difícil separar las aguas y discernir entre ese Nano que venimos escuchando desde pibes, el que visita a Cristina cual rolling stone y el “republicano” que muchas veces no llega a desentrañar la esencia de los movimientos nacionales y populares porque los mira a través del prisma “izquierdas-derechas”. Más allá de que, en esa evaluación, Vargas Llosa quedaría claramente refractado hacia el extremo más diestro del prisma.

“Vargas Llosa es un escritor extraordinario cuya presencia en cualquier acto no hace más que darle prestigio y darle fuerza” ha dicho Serrat en Perú, y transmitió su “solidaridad y apoyo a Mario Vargas Llosa o a cualquiera que se pueda ver afectado por una situación de este tema”. Lo mismo hicieron J Sabina y el escritor Antonio Skarmeta. En fin.


A raíz de esto recordábamos hoy, con un amigo y compañero, un episodio producido circa 1986. Serrat había venido a hacer unos shows en Vélez y los organismos de derechos humanos le habían pedido que visite a algunos presos políticos en Devoto, todos del PRT, cosa que el catalán aceptó de buen grado. Enterados de esto, un par de compañeros fueron a verlo al hotel donde se hospedaba para pedirle que visitara también el pabellón que alojaba a los denominados “Presos del Plan Austral” (eran tres, entre ellos Carlitos González). “Es que yo ya arreglé así”, se atajaba Serrat. “Además, vosotros sabéis que el peronismo ha tenido personajes nefastos, fascistas en sus filas”. Los compañeros le explicaron a qué sector del peronismo pertenecían ellos y esos compañeros injustamente encarcelados por un gobierno que vivía llenándose la boca con la palabra de democracia. Pero no hubo caso. Al final, Serrat hizo la visita a Devoto tal como estaba planificada, aunque le dejó al director del penal “un abrazo” y todos sus casetes para que se los entregara a los cumpas. Evidentemente, de “esas pequeñas cosas” a los compañeros les tocaron las extra-small.

5 comentarios:

Vicky dijo...

No me extraña ya que Serrat nunca entendió a América, es solo un tipo con buenas intenciones y cero comprensión política. El gallego se quedó con el cuento de Andrew Lloyd Weber...una lástima

Daniel Mancuso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Daniel Mancuso dijo...

No voy a defender a Serrat, pero no pretendo (no es importante) que un catalán entienda al peronismo, como yo no entiendo a Rodríguez Zapatero... lo peor de todo es que haya argentinos que son gorilas consuetudinarios, eso es peor...

El Turco Turquestán dijo...

La contrariedad que sentimos ante estos comentarios de Serrat habla bien de nosotros, que algo de él seguiremos queriendo a pesar de su pertinaz incomprensión, tan europea y zurditita, digamos, del peronismo. Hasta"La montonera" exiliada y heroica le daba, más acá le huele a fascismo. Igualmente, "Por las paredes" seguirá siendo una bella canción, igual que "Señora" y otras más. A Joaco del Garzo le sacó la fiche bien de bien el Capusotto. Yo sentí una pequeña, pero pequeña desazón con el Perro Verde... abrazo, Cumpa

profquesada dijo...

Serrat es catalán de izquierdas podría entender el nacionalismo pero evidentemente cuando mira desde europa para américa lo hace en clave izquierda europea que ve a los movimientos populistas de américa como cuasi fascistas. hay otros politólogos o historiadores o "intelectuales" euro que dicen y piensan boludeces peores a pesar de que son estudiados y no un simple cantautor. más me impresiona nuestro intelectual Barone que desde el "oficialista" 678 cada vez que puede nos tira mierda, a pesar del discurso de Cristina.