jueves, 15 de septiembre de 2011

DE TAQUITO O DE CANILLA


“Tonto es el que hace tonterías” decía Forrest Gump, que al lado de Ricardito es una suerte de Umberto Eco. Es que todo aquello que Raúl –Padre del Estallido Social– solía definir de taquito, Ricardito lo resuelve con la canilla. Le pega, como quien dice, con los clasificados del domingo. No será el primero ni el último paradigma del hijo bobo. Tenemos, por nombrar sólo uno, el caso Hugo del Carril - Hugo Fontana, y siguen las firmas ad infinitum.

Hundiéndose en un mar de intrascendencia y calzado con borceguíes de cemento, Ricardito apela ahora al desopilante “hay que hacer la revolución educativa”, Sí, la “revolución educativa” de Ricardito. ¿Cómo la va a hacer? “Inaugurando una escuela por día”. Esto es “mil quinientas escuelas en los primeros cuatro años de gobierno”. ¿Serán escuelas “Tarzán”? Su gran ventaja es tener la seguridad de que no le puede ganar a nadie. Entonces, puede tirar tranquilamente una escuela por semana, o por hora, porque en definitiva no rankea ni para presidente de Victoriano Arenas. Preguntado sobre el disparador de la “propuesta”, Ricardito responde con absoluta liviandad: “Es por el deterioro de la escuela pública”.

Claro que, en medio de esa tormenta de propuestas anodinas, Ricardito no se priva de hablar sobre el accidente de Flores: “Nuestro plan incluye el soterramiento del Sarmiento”. Del “soterramiento” se habla hace décadas. Pero Ricardito es así, como el coyote del correcaminos, un pelotudo que llega siempre a destiempo. Le explota la dinamita en el hocico y se consume en su propia impotencia, alguien que será olvidado como un grand mequetrefe

2 comentarios:

oscar soleras dijo...

Pibe , un dato, el soterramineto esta proyectado desde 1901, 110 años, el tramo que esta en trinchera entre Once y Caballito, se realizo entre 1903 y 1904 , despues no se hizo mas nada. Solo promesas.

Pibe Peronista dijo...

Parole