miércoles, 30 de diciembre de 2009

AL DESCENSO CON LA FUSILADORA

Al igual que para todo el pueblo argentino, el año 1955 fue nefasto para Platense, que tuvo su primer descenso luego de 43 años en Primera División. Era el único club de los denominados “chicos” que jamás había perdido la categoría. El mismo equipo que había ocupado el cuarto puesto en el torneo anterior, ahora con importantes refuerzos, se despedía por 9 años de la categoría mayor del fútbol argentino, con el bombeo de la AFA y con jugadores “yendo a menos” ante los apretes de la “revolución”.

“Si bien las causas del descenso fueron varias (falta de delanteros con gol, lesiones de López, Sayago y Berazza, algunas dudas internas), lo razonable es pensar que el cambio político ocurrido en el país en septiembre, con sus naturales consecuencias para el orden futbolístico, fue el factor sustancial para este hecho deportivo que resultó para el club verdaderamente traumático”, señalan varios sitios calamares.

En la fecha 29ª juegan Platense y Lanús. En el libro 75 años - Historia del Club Atlético Platense / 1905-1980, de Jorge Sepiurca, puede leerse: “La platea baja les ruega a los visitantes la menor fuerza posible (…) Bendazzi (jugador de Lanús) responde: ‘¿Qué quieren, que hagamos los goles nosotros?’. Un débil cabezazo de Lugo se escurre entre las manos de Domínguez a los 5 minutos del segundo tiempo, y el final de ciencia ficción: cae Cortón en el área y ante el vacilante juez inglés Burfield, los propios jugadores de Lanús lo rodean señalándole el penal, que convierte Menéndez. Final 1-1 (…) En la última fecha se juega en Avellaneda con Independiente (…) Se pierde 2 a 0 con goles marcados en el segundo tiempo…”


En el libro de visitas del sitio "platense locura" apareció este dato de un viejo hincha, que demuestra que con la Fusiladora no se salvó nadie:

Queridos Calamares:

En el año 1950, el primer gobierno del General Perón, otorgó a Platense un préstamo a reintegrar en súper cómodas cuotas sin intereses y a cien años de plazo (sí , leyeron bien) para construir un nuevo estadio de fútbol. Ya se había otorgado otro préstamo, con el que se adquirió el predio actual de Vicente López, gracias al Diputado e Interventor del Club, G. Seeber (Partido Justicialista).

El 30 de agosto de 1954 comenzaron las obras, llegándose a construir los “pilotes” de las futuras tribunas del Estadio “17 de Octubre”. El 16 de septiembre de 1955 fue derrocado el General
Perón. Así las cosas, la dirigencia y los propios jugadores del calamar, que el año anterior (1954) había sido el 4º equipo del Torneo, ahora (1955, incluso con los refuerzos de Julio Cozzi y Antonio Baéz) fueron “conminados” a no “poner” en la cancha e irse al descenso. De lo contrario, se aplicaría el Decreto “Antiperonista” de la revolución libertadora (?), presos por fervor peronista y/o cualquier otro invento.

Jugadores de Lanús, en uno de los últimos partidos de 1955 en la cancha de Manuela Pedraza y Crámer, nos decían a los “hinchas”, que les rogábamos que jugaran “liviano”, a través del “alambrado”: 'Muchachos, nosotros vamos a menos, no por guita, sino porque no queremos hundir a Platense, pero los jugadores de ustedes van más ‘a menos’ que nosotros, sin quererlo, por el ‘cagazo’ de que los metan en ‘cana’ o los expulsen del país. ¡¡Fíjense que no pueden levantar las patas del suelo!!

Esto no es una novela ni una “joda”. Sucedió hace 53 años: nos mandaron al descenso y perdimos el estadio de hormigón. Cuando los dirigentes de entonces fueron a entrevistarse con un funcionario militar del Ministerio del Interior, éste les dijo: ‘Y den gracias a Dios que no les confiscamos los terrenos de Vicente López’.

Consulten al respecto con algún viejo como yo, o al libro CAP - Historia Gráfica (1905-1995), de Jorge Sepiurca, N. saavedra y Héctor Abdala (1995).

¡Un abrazo calamar!

Y volvimos recién en el ’64. Una decepción como hinchas, pero un orgullo como peronistas.

En las fotos, dos glorias calamares: El "insider" Antonio Báez y el goleador Vicente Sayago, practicando una suerte de "grulla" con pelota dominada.

9 comentarios:

C. Moro dijo...

OHH SOLO TIRAN PIEDRAS SON LOS PUTOS DE SAAVEDRA!.

IGUAL SOS CUMPA Y X ESO VA CON ONDA!!
AGUANTE TIGRE :)

P
V
JP

pibeperonista dijo...

OHHHH NO TENES HISTORIA
SOS LA GATA DE VICTORIA !!!

TAMBIEN VA DE ONDA CUMPITA!!

FELIZ AÑO!!

Silvia Ca dijo...

mucha onda mucha onda
hablemos de politica sexo y religion.
con el futbol se pudre todo, asi que pongamos paz.

eso siempre les pasa por ser hinchas de "equipitos"

va con onda!
P
V

Fabián Diez dijo...

Aguante el Placer de Sufrir !!
Con lo que se disfruta y mucho es con el Blog: una joya !!Felicitaciones !!
Desde Berna un Abrazo Calamar !!
Fabián 10

pibeperonista dijo...

Silvia: hablamos de sexo (Tigre es la gata), de religión (la mía es Platense), de política: a Tigre lo banca Ma$$a, y a Platense su gente.

Besos!
Pipo

pibeperonista dijo...

Fabián, un abrazo enorme. Si habremos ido a ver a Tense juntos... Tendríamos que abrir un blog para hablar sólo de eso. Un calamar en Suiza, sufriendo a distancia.

Feliz Año Hermano!!
Pipo

ElOtroCampo dijo...

pibe, quisiera saber quienes fueron los autores de los goles del segundo tiempo. ustedes se fueron con Lanús, no? nostros le dimos el ultimo empujoncito (bah, al menos eso entendí).
Si asi fuera, pido disculpas por eso de mandar al descenso a un equipo chico, pero fíjese usted que parece ser una costumbre nuestra, ya que en el 83 mandamos al descenso a otro equipo chico.!
en fin, abrazo rojos !
pd:acuerdese que yo le conté que me crié frente a la vieja cancha de Manuela Pedraza y Cramer, e ido a ver algunos matchs tambien!

pibeperonista dijo...

Diego, la última fecha con Independiente es anecdótica, el tema era el "estadio 17 de octubre" y la fusiladora. Recuerdo que te criaste cerca de la cancha vieja, tenés tu corazón calamar!!!

Abrazo
Pibe

Bob Row dijo...

No conocía esta historia; impresionante.
Yo me enteré de la existencia de Platense a los diez años, cuando para festejar el ascenso del '64 pintaron los cordones de marrón y blanco (yo vivía en M. Pedraza casi del Tejar). Aunque mi familia no era futbolera, decidí que si era el club del barrio, también sería el mío. Y hasta el día de hoy me lleva horas de lectura semanal de la páginas web partidarias.

No soy peronista (aunque en el apoyo a este gobierno se juega algo de eso que llamás "patria o antipatria") pero no se puede negar que el verdadero salvajismo revanchista en nuestro país ha estado siempre del lado de los que se llenan la boca con el amor por la Libertad y la Civilización. Un abrazo.