miércoles, 3 de noviembre de 2010

PASAME LA SODA, CACHO

De Cacho Castaña, esa suerte de fugazeta con spray, siempre rescaté tres cosas: que haya compartido pila de noches con el Polaco, la letra de Café la humedad y el papel de rati que protagonizó en la película Felicidades. El resto de su cv es furiosamente baladí, y en ocasiones nefasto.

Hoy, almorzando con la Vieja Decrépita, Castaña comentó que alguien lo tentó para que actúe en política. Confesó: “Me gustaría ser diputado. Si a un animal le gusta que lo acaricien, imagínense a un humano. La gente necesita caricias”. Y agregó: “Porque a esta altura de mi vida me gustaría hacer política”.

Pareciera que la tintura atravesó el cráneo y está invadiendo el hipocampo cerebral de Castaña, pues hace menos de dos meses, en un reportaje concedido a La Capital de Rosario, el bardo aseguró que no necesitaba fijar ninguna posición política porque “lo mío es algo para pasarla bien, no es para pasarla mal, la política es bastante sucia y la música es limpia. Yo vengo a traer una caricia en el alma, no a hacer un mitín político”. Una onda Micky Vainilla y el tópico recurrente, comodín, de “la caricia”, que Cacho adapta según cuadre.

Pero vámonos más atrás, a octubre de 2008, cuando –otra vez en el programa de la Vieja Decrépita– Castaña ensayó una solución a la problemática de la “inseguridad”: “Esta gente (los delincuentes) es irrecuperable. No digo que toquemos la puerta de los militares para que tomen el poder, pero sí tenemos soldados que no hacen nada. Que saquen a las tropas a la calle y vas a ver que se termina todo”, para cerrar con un “después me dicen que soy de ultraderecha”. ¿Vos decís? Nooo… ¿Tocamos o no tocamos?

Valeria Lynch lo consoló: “No sos de ultraderecha, sos un ciudadano que quiere vivir en paz”. Sí, en la paz de los cementerios, Valeria, a pura engomada y “caricias” de alto voltaje. Y pensar que a este cernícalo los milicos le prohibieron cantar esa toronja titulada “Si te agarro con otro te mato”, porque pintaba a un marido celoso y violento que se atribuía el derecho de decidir sobre la vida y la muerte de los demás. Qué intolerantes, mi viejo.

¿Estamos todos locos o pasó una hormiga, Cacho?

6 comentarios:

Anónimo dijo...

JAJAJ, ese tipo es tremendo oligofrénico, me resulta muy desagradable. Pasa de largo el umbral de lo grasa por muuuuuuucho.

manuel el coronel dijo...

yo quiero alguna vez que además, alguien me diga cómo es esto que el forrazo este es buen cantante, yo no escuché cosa más berreta en emi vida, en letras y en voz.

Mario Paulela dijo...

Caño Castacha es un fraude. Un mal invento con un buen tema. Como dicen los yanquis: one hit wonder

Pibe Peronista dijo...

Ja, y ese tango que le escribió al Polaco es una CAGADA infernal. El de la Varela no me importa porque ella es una cagada en sí misma y un parásito de la gloria del Polaco. Además, ¿cuánto barrio puede tener un tipo que pide a los milicos en la calle? Es el anti-atorrante.

Anónimo dijo...

NO SE OLVIDEN COMPAÑEROS QUE EN ALGUN MOMENTO SE EMPOMABA A SUSANA GIMENEZ Y DE ESA LADILLA MENTAL NO HAY RETORNO!

LA PIBA DE SOLDATI

Pibe Peronista dijo...

Sí, chocaron los pelos y el resultado fue fugazeta rellena de bosta, je.

Besos Piba de soldati