lunes, 6 de diciembre de 2010

ALEGRÍA

Latinoamérica empieza a deshojar, con total justicia, una reivindicación que lleva medio siglo: el reconocimiento de Palestina como estado libre e independiente dentro de las fronteras de 1967. Primero fue Brasil. El 3 de diciembre, Lula destacó “la necesidad de lograr las aspiraciones legítimas del pueblo palestino y la creación de un estado seguro, democrático y económicamente viable, que coexista en paz con Israel”. Fue en respuesta a una solicitud del presidente palestino Mahmoud Abbas, realizada el 24 de noviembre.

Inmediatamente, Brasil sufrió un “apriete” del ministerio de relaciones exteriores israelí y de varios congresistas estadounidenses, que consideran que el estado palestino no puede ser declarado de manera unilateral, sino a través de las “conversaciones de paz” entre israelíes y palestinos, que permanecen congeladas.

Al toque vino el reconocimiento de Uruguay, y ayer Cristina se comunicó con el presidente palestino para confirmarle el reconocimiento argentino y destacarle que no se trataba sólo de un gesto político sino de una “posición moral”. “El Gobierno argentino comparte con sus socios del Mercosur, Brasil y Uruguay, que ha llegado el momento de reconocer a Palestina como un Estado libre e independiente”, aseguró hoy en un comunicado el canciller Timerman.

El embajador palestino en Argentina, Walid Muaqqat, indicó que este reconocimiento dará un impulso y acelerará el proceso de paz en Medio Oriente. Mediante un comunicado oficial, Muaqquat dijo que el pueblo y el gobierno palestino “valoran altamente la posición de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner” y calificó el día de hoy como “de alegría y entusiasmo para los pueblos de Argentina y Palestina”.

Mientras, Nabil Shaat –asesor del presidente de la OLP y de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abas– expresó que se “es un mensaje muy claro de respeto a la legalidad internacional y en contra del colonialismo. Me gustaría agradecer personalmente a nuestra gran amiga (la presidenta argentina) Cristina Fernández, y abrazar al amigo pueblo argentino por este gran gesto de solidaridad”.

PERO

El embajador israelí en Argentina, Daniel Gazit, manifestó su decepción por la decisión de la presidenta Cristina.

Por su parte, Dorit Shavit –directora general del Departamento de Latinoamérica y el Caribe en el ministerio de relaciones exteriores israelí– afirmó que el reconocimiento argentino a un Estado palestino con las fronteras previas a la Guerra de los Seis Días de 1967, “no ayuda” a la resolución del conflicto de Oriente Medio, porque “ese estado palestino no existe y solo puede establecerse mediante la negociación”. Y continúa la chicana: “Con anterioridad a la Guerra de 1967, además, los territorios de ese presunto estado –Gaza, Cisjordania y Jerusalén Oriental– no estaban bajo el control político de los palestinos sino de los egipcios y de los jordanos".

Como bien refirió el embajador palestino Muaqqat: “Es extraño que Israel, único país en el mundo que fue reconocido a través de una resolución de Naciones Unidas rechace las resoluciones de este organismo”.

Ya son más de 100 los países que han reconocido una Palestina independiente dentro de sus fronteras del 67, incluyendo todos los países árabes, la mayoría de las naciones africanas y parte de las nuevas potencias económicas de Asia, como China y la India.

Ahora es nuestra hora.

3 comentarios:

la húngara dijo...

Muy buena noticia y estoy totalmente de acuerdo con el apoyo de la Presidenta a la hermana Palestina!

La Pampa Peronista dijo...

Que buena noticia!!! Exelente post Pipon!!

profquesada dijo...

¡Qué buena noticia! una alegría enorme y una confirmación más de la línea soberana y latinoamericana que sigue nuestra política exterior con el gobierno de Cristina Kirchner. ¡El orgullo y la emoción de ser Peronista!