domingo, 6 de febrero de 2011

COMO UN CIEGO FRENTE AL MAR


Antes del ocaso, una mujer llevó a un hombre ciego hasta la orilla del mar. El tipo se quedó ahí un buen rato con la cabeza inclinada hacia abajo, escuchando cada ondulación, cada rompiente, cada deslizamiento de la espuma. Una cosa lleva a la otra, y me acordé de que hace muchos años, como veinte, me mandaron a hacer una nota sobre qué canciones del rock nacional podían considerarse tangos. Recuerdo que entonces tuve una conversación telefónica con Spinetta, y me dijo: "Todo el mundo insiste en que mi tango es El anillo del capitán Beto, pero si alguna vez escribí algo que pueda acercarse a un tango es, sin duda, la letra de los Los libros de la buena memoria. Busquen por ahí".



Dedicada a mi amigo Federico. Esta versión es una de las mejores en vivo, lástima la presencia de Eliaschev en primera fila.

4 comentarios:

ELBUSCON dijo...

El Jardín de los Presentes, fue el álbun de Spinetta más valorado por los músicos de atril norteamericanos. La mayoría más vingulados al jazz que al rock. El hecho es curioso, porque las letras de ese álbun son las que más lo alejan al Flaco de Luis Almirante Browm. Sin duda, aunque la convención dice que Artaud fue el mejor albun del rock nacional, El jardín de los presentes, es para este spinettólogo el album más logrado de Spinetta. Y los Libros de la buena memoria, uno de sus temas más bellos. Gran metáfora pibe, porque todos nosotros somos ciegos frente al mar...

Pibe Peronista dijo...

Este tema es emblemático de nuestra generación, y nos acompañó en aquel gesell del 84 junto a "vete de mí cuervo negro" y el hombre del bate, a quien le clavamos un "jonrón" de queso mar del plata.

Anónimo dijo...

Querido compañero Pipo:
El material filmico,es una muestra acabada(con todo respeto)del paladar negro caniche, puesto de manifiesto al escuchar mùsica,chamuyarese a una pebeta, comer asado y tomarse unos vinazi.
Un abrazo caniche.
El Tano

El Turco Turquestán dijo...

El alba me sorprenderá/con la vista sumergida en el mar/donde van los colores a la cerrazón... Hoy te quiero proponer, que mires en tu mar... Otra letra del Flaco frente al mar, creo que era de Poseído del alba... La madelein de Proust cobra distintas formas. Fue el ciego frente al mar para Pipo, y para mí el post de Pipo propiamente, que me llevó de un dulce empujón a un 5 o 6 de enero del '74, cuando Spinetta presentó Artaud en Mar del Plata, y de un salto a otro verano justo diez años después, a ese Gesell magnífico que, se ve, muchos transitamos.
Coincido con El Buscón respecto de El Jardín de los Presentes. No sobra ningún tema, aunque eso con Spinetta rara vez ocurrió. pero es un salto hipercualitativo respecto de Durazno Sangrando. Apareció además el pendejo Tommy Gubitsch, que sonaba fenómeno. Salió en 1976: treinta y cinco años después sigue fresco y pimpante: vigente. Artaud suena más a aquellos años. Tal vez pueda decirse no que es el mejor sino que es el disco más trasscendente de la historia del rock en argentino...
Salutti a tutti