sábado, 5 de febrero de 2011

AHÍ VAN EL ALBERTO Y EL ADOLFO


Esa avioneta atraviesa el cielo bonaerense sobre el Atlántico arrastrando un cartel tan ambiguo como fútil: Rodríguez Saa 2011. Y uno piensa que adentro de esa avioneta, que pasa ante la indiferencia de millones de turistas como un trapo viejo que el viento le arrancó a alguien de las manos, van el Alberto y el Adolfo. Y haciendo un ejercicio un poco más ambicioso, porque uno está tirado boca arriba sobre la arena y no tiene otra cosa que hacer, puede decirse que en esa avioneta va también la Turca con la botella y la crema hinds para empernar al Adolfo; que en otro asiento va el sultán Caglo tratando de deducir UNA palabra de la claringrilla y pispeándole el culo de reojo a la Turca; que van también Delfina Freers y Delfina Blaquier pensando “qué manga de negros” pero dispuestas a entregar el rosquete por un par de franquicias puntanas; que en la pantalla del comando hay una ruta que conduce al planeta Xillium y que sobre el tablero ruedan un pincel, un nevado y una botellita de whisky Premium. Que en la bodega están, todavía frescos, los bulbos de los 100 mil pinos que iba a plantar el Adolfo. Que al final todos se sientan a clavarse una napolitana sobre la mesa 86 de Necochea, pegada con fastix al piso de la nave como símbolo de buen augurio. Y a los postres pasa de todo, pero DE TODO, ¿eh?

5 comentarios:

Anónimo dijo...

jajajaja! Buenísimo.

Daniel Mancuso dijo...

¡¡¡jujuráaaaju jaju!!!

Martín (Latino) dijo...

Yo vi promotoras con la camiseta verde "Alberto Rodriguez Saa 2011" en la costa. Nadie les agarraba un volante, todos las esquivaban, jajaja.
Podrían asumir de una vez que ya no tienen chances.
Saludos.

Pibe Peronista dijo...

Están hechos mierda, si, deberían irse todos a la suite jungla del "Y no C".

Ricardo dijo...

¡Muy bueno!
El Alberto hace lo que sea con tal de estar un poco más cerca de Xillium.