martes, 29 de marzo de 2011

NIK, MALDITA RATA GRÁFICA

Ayer Barone se arrancaba los pelos en 678 al recordar que fue él quien le abrió las puertas laborales –por aquel entonces en El Cronista Comercial– al “humorista gráfico” Cristian Dzwonik alias Nik. Se arrancaba los pelos por las innumerables cabronadas de Nik en general y por el “chiste” publicado en La Nación el 24 de marzo pasado, Día de la Memoria, en alusión a la muerte de las ideologías. Claro, todavía no sabemos qué pasó con Julio López, y ayer nomás, tres días después de haberse cumplido 35 años del golpe, los carteles de acceso al ex centro clandestino de detención La Perla, en Córdoba, aparecieron misteriosamente “despintados”. Esto es: tacharon “Ex Centro Clandestino de Detención” y quedó a la vista sólo “La Perla”. Lo mismo sucedió el año pasado mientras se desarrollaba el juicio oral contra los represores Videla y Menéndez. Puta, las idEologías están más vivas que nunca, idiota.

Nik es uno de los personajes más oscuros del medio gráfico: mal bicho, esbirro del billete, plagiador consuetudinario y odiado por absolutamente todos sus colegas. En 2002, a raíz de haber comparado a Graciela Camaño con un simio, fue lapidado por Rep en una contra de Página12: “¿Qué reacciones habría provocado un periodista de haber escrito ‘La ministra Camaño es una negrita y parece un chimpancé?’. Muchas, demasiadas veces los humoristas somos disculpados por nuestras gracias ‘inofensivas’. Total, son ‘dibujitos’. En este caso, ni dibujitos. El montaje photoshopgráfico que el domingo 26 de mayo publicó el diario La Nación es de una discriminación tan ofensiva que merecería un repudio general de opinión pública, o de periodistas. Pero, claro, es sólo un chistecito. (…) Hace unas semanas me comunicaron que soy un candidato al Premio Konex, en una terna que comparto, entre otros, con este señor Nik. Bueno, aprovecho estas líneas para renunciar a ese privilegio. No quiero que me metan en la misma bolsa. Muchas gracias. Y, lo peor de todo: ¡Tuve que defender a Camaño!”.

En 2007, Quino publicó una solicitada acusando a Nik de haberle plagiado una tira: “Estimados Colegas: No sé si vieron la tira que Nik publicó en La Nación en enero. Traté de que el diario y él me dieran alguna explicación o me dejaran hacer una réplica, pero la verdad en que no me dieron bolilla y me trataron bastante mal. Así que decidí publicar la solicitada que les adjunto para que estas cosas no sigan pasando. Un fuerte abrazo. Quino”.

Además, bien dijo Maitena que en los chistes del susodicho “las suegras son gordas y feas, las mujeres son todas boludas y los hombres están hipnotizados con la tele. Ese es el mundo de Nik”.
Según cuenta Cicco en el sitio hipercritico.com, “si hay algo que a los humoristas les levanta el ánimo, les calienta la sangre y les saca a flote la saña durante los convites colectivos del gremio, es hablar mal de Nik. (…) Durante años, Daniel Paz y Rudy recorrían los pasillos de las redacciones llevando una carpeta que recogía minuciosamente treinta de sus propios chistes que llevaban luego, levemente retocados, la firma de Nik. Un puñado de dibujantes, según cuentan, llevan carpetas similares bajo el brazo, con la reproducción de sus tiras en las cuales, alguna vez, se habría inspirado Nik. Es la evidencia que sostienen para desterrarlo. Nik no tiene un estilo, ni una mirada. En lugar de hacer chistes contra los prejuicios, es prejuicioso. Y todas esas tiras de Gaturro donde jorobaba con las traducciones al inglés, denuncia un famoso colega, están vistas en sitios de Internet de hace, por lo menos, cinco años. ¡Y él hizo con todo eso un libro con su firma!”.

Pese a tantas certezas, a Nik lo premian quienes deben premiarlo. En julio de 2010 fue galardonado con la “Excelencia en Periodismo” que entrega la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), en la categoría Caricatura, por su serie sobre “los ataques del gobierno a la libertad de prensa”. El jurado resaltó que “con estos elementos, el autor recoge la compleja situación en materia de libertad de expresión del país. Haciendo hincapié especialmente en la polémica Ley de Medios, las caricaturas de Nik dejan al descubierto el pretendido objetivo de controlar y alinear los medios de comunicación en la Argentina”.

En fin, parafraseando a Cicco, si bien es cierto que Nik trasciende hoy el éxito editorial, “no está lejos el día en que nos limpiaremos el ojete con papel higiénico de Gaturro”. Y que lo digas.

6 comentarios:

Ricardo dijo...

Y bueh, a cada humorista lo representan sus creaciones. A Quino Mafalda, a Fontanarrosa don Inodoro y a Nik GaTURRO.

profquesada dijo...

Así es nadie, dentro de un par de décadas lo va a recordar. Es otro de los comemierdas que habitan los medios que no van a pasar a la posteridad por sus talentos. Si por se genuflexos. Hay que seguir adelante, ladran ¿qué otra cosa les queda por hacer?. En otros tiempos estaríamos en cadena escuchando aquello de....a partir de este momento la conducción de país.....

profquesada dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cané dijo...

Pipo, por mi formación artistica, como dibujante. Me he visto casi que obligado, a seguirle el rastro a este tipejo y otros como el. Este es una mezcla de Landrú con Andres Oppenheimer no lo puedo ni ver.

Encima con todo el aparato que tiene atras, te pone el album, la peli, la carpetita y el dibujito para que los pibes coman la carnada.

Por eso las corporaciones lo quieren tanto.

mariano utin dijo...

Hacer humor facho, burlarse de los débiles, plagiar mal y de paso tener el reconocimiento del establishment es lo que "paga"...asi este forro publica en los grandes medios gŕaficos y es mimado por las corporaciones editoriales...en cambio los pelagatos como yo nos tenemos que refugiar en algún blog...pero saben que?...a mi me pagan con afecto los cumpas, en cambio a éste salame...no lo quiere ningún bien nacido.
Un abrazo y muy bueno el blog.
Mariano del blog utinhumor
http://utinhumor.blogspot.com/

Pibe Peronista dijo...

Lo dicho, queridos amigos: una maldita rata gráfica