lunes, 16 de mayo de 2011

VOS NO SOS BIENVENIDA


De la "Balancita" del pasquín Noticias. ¿No es fino?

Ya el año pasado, cuando la consagraron pope del Pro capital en el teatro "Tango Porteño" (Cerrito al 500), relataba Diario Zeta: "Los problemas no se hicieron esperar: cuando llegó la diputada los macristas se dieron cuenta que la rampa para ingresar al teatro era muy empinada y los asesores tuvieron que realizar un gran esfuerzo para entrar con la ex vicejefa".

3 comentarios:

Cané dijo...

Ese teatro forma parte de la "ciudad inclusiva" que Michetti prometía, cuando candidata a vicejefa?

En Noticias reconocen como error, que no se hallan cerciorado los organizadores de tal detalle. Yo arriesgo que es error aún mayor, que Gaby desde su posición de poder se halla puesto tan poco la camiseta en estos temas. Si por su cuadro político fuera, las minorias todavía borbotearían en las hogueras.

Pibe Peronista dijo...

Torquemada es pro, claró que sí, amigo Cané!

Un abrazo

Anónimo dijo...

Hola Pibe le envio comments sobre tema Naipaul
Anónimo 12 de febrero de 2011 11:11

Recomiendo al compañero Pibe Peronista leer el Texto de Roberto Bolaños sobre V.S.NAIPAUL y su libro El Retorno de Eva Peron para ampliar argumentos.Saludos
Anónimo 25 de abril de 2011 23:30

Hola Pibe,cuenteme donde se equivoca Naipaul en este texto.
Tenía ya: setenta y nueve años y estaba en el noveno mes de su tercer mandato presidencial; y su leyenda había durado casi treinta años. Era el militar que había abandonado el código de su casta y sacudido la vieja sociedad colonial y agrícola de la Argentina; había identificado a los enemigos de los pobres; había creado los sindicatos. Había dado un rostro brutal a la bruta tierra de las estancias y' el polo y los hoteles de citas y el servicio doméstico muy barato. Y su leyenda de revolucionario sin par sobrevivió a la incompetencia y el pillaje de su primer mandato; sobrevivió a su derrocamiento en 1955 y a los diecisiete años de exilio que siguieron al 'mismo; sobrevivió a los asesinatos del populacho que le aguardaba a su triunfal retorno, el año pasado; y sobrevivió al fracaso de sus últimos meses en el poder ..
El fracaso fue obvio. Perón no pudo controlar a la Argentina que él había creado veinte años antes. Había identificado las crueldades de la sociedad y, pese a ello, había hecho que esta tarea necesaria pareciese irresponsable: no había podido reorganizar la sociedad que él mismo había minado. Y quizás esa labor de reorganización escapaba a la capacidad de cualquier líder, por imaginativo que fuera. La política refleja una sociedad y una tierra. La Argentina es una tierra de pillaje, una tierra nueva, virtualmente poblada este siglo. Sigue siendo una tierra apta para el pillaje; y su política no puede ser más que una política de pillaje.
. E:J. la Argentina esto lo entiende y lo acepta todo el mundo y al final Perón sólo podía ofrecerse a sí mismo como garantía del propósito de su gobierno, sólo podía ofrecer sus palabras. Al final se había convertido en su nombre solo, una presencia, por encima de todo, por encima del pueblo que actuaba en su nombre, por encima de la inflación y de las escaseces y de la creciente y vertiginosa caída del peso, las luchas entre las facciones, los secuestros diarios y los tiroteos con la guerrilla, los fuertes rumores de pillaje en las altas esferas: por encima de la Argentina, cuya brutalidad y frenesí él había adivinado y explotado, la Argentina por cuya' salvación había vuelto y que ahora deja tras de si

Hizo las paces con las fuerzas armadas, que anteriormente le habían despojado de su rango. Hizo las paces con la Iglesia, a la que había combatido durante su segundo mandato: moriría teniendo en la mano el rosario que le diera el Papa Pablo. Volvió del exilio convertido en un hombre ablandado, hasta filosófico, con ideas sobre la ecología y el medio ambiente y la unidad de la América latina .