lunes, 28 de julio de 2014

"QUE ME JUZGUE LA HISTORIA" TERCERA TEMPORADA. Cobos sigue "conociendo" el país a través de esta exitosa road movie. Lo volvió a consultar con la hijas y estuvieron de acuerdo: "Ya era hora de que te fueras a la concha de tu madre"

 
 

Sus asesores calculan que para 2036 ya habrá terminado de recorrer todo el territorio nacional, incluidas las Malvinas, Georgias, etc, y estará definitivamente preparado para ser presidente. La mala noticia es que también estiman que para ese entonces –con suerte– le estarán cambiando los pañales en un geriátrico de Uspallata. No importa. "Que me juzgue la historia" es una road movie infinita, tan explosiva como su protagonista Ahora con "El sueño argentino", pero cómo olvidar la Segunda Temporada, cuando, hace exactamente un año, se lanzó por los caminos provinciales en una combi que se le averió, para terminar recibiendo el lastimoso "aventón" de un camionero que buscaba desesperamente un trava. Lo quiso arreglar autografiándole un libro pero dicen que no fue suficiente. En fin, que le juzgue la historia


7 comentarios:

JMM dijo...

El camionero al recibir el libro de Cobos, recapacitó y dejó de buscar un trava, para dedicarse a instruirse y ser útil al país como Cleto.

Cyborg K dijo...

Me imagino al chofer de Cobos, atornillado al currito de pasear al nono, diciéndole: Vamos don Julio, ya los tenemos!!

Anónimo dijo...

Así de boludo y todo llegó a organizar el robo de un cajero automático para su caja política.
En la UTN lo conocemos bién.
De nabo tiene la cara nomás...

Q dijo...

Hay que ser pelotudo para andar por esos lugares y no fijarte si tenes combustible suficiente.
Este zapallo quiere ser presidente sino puede controlar esa pavada????

Daniel dijo...

Todo un aventurero! Juaaa! Qué cachivache.

uno dijo...

Que de nabo tiene solo la cara?....No! es un pelotudo importante....típico bueno para nada.

Anónimo dijo...

El camionero lo penso dos veces y se fue muy contento. Es facil perder el papel higienico en el quilombo del camion y llevarlo asi, encuadernado, puede ser una pegada.